“Perdono, pero no Olvido”


by

Trabajo con niños del kindergarten (jardín de infancia). Vivo experiencias interesantes en cuanto a su carácter. En ocasiones cuando ellos se acercan a hablarme ya tengo idea de lo que me van a decir, porque los observo y algunas conductas son repetitivas. A veces me tengo que tapar la cara sin que ellos se den cuenta porque me causa mucha risa lo que me dicen. Entre las quejas diarias que escucho están el “me miró mal”, “no quiere jugar conmigo”, “dice que no soy su amiga”, “me sacó la lengua”, “me llamó bebé”, “no me gusta las niñas” entre tantas otras. Hay quejas que son importantes que las comuniquen como “aquel dañó mi trabajo” o cosas parecidas a esas. Es importante yo que intervenga y sea mediadora de conflictos, para ellos es importante comunicar sus sentimientos porque están desarrollando su conducta social e identificando grandes y pequeños problemas.


¿Qué esperan los chiquillos al darme la queja? Por supuesto, esperan que yo corrija o le diga algo a el antagonista que causó todo ese conflicto. Al corregir al “archienemigo”, he mirado disimuladamente sin voltear mi cabeza las reacciones del que puso las denuncias, e innumerables veces he visto la misma reacción: una sonrisita vengativa de satisfacción.


Trabajar y convivir con personas nos puede traer conflictos en muchas maneras debido a las diferencias en nuestro ambiente, nuestro modo de actuar y pensar. Después de algún conflicto con nuestro prójimo, nos toca perdonar. Contrario a los niños que olvidan rápidamente, nos volvemos más propensos y tentados a albergar resentimiento. El resentimiento es sentir que se ha cometido una injusticia en contra de nosotros y hay hostilidad hacia los autores de la injusticia o del maltrato.


Hay quienes dicen “Yo perdono, pero no olvido”, en otras palabras, todavía tienen rencor. El resentimiento o rencor esconde decepción, ira, temor, disgusto, así que muchos optan por evitar algún tipo de interacción similar con esa persona que les causó la injusticia. El rencor es un coraje reprimido que se vive constantemente. Si albergamos ese sentimiento por mucho tiempo sin solucionarlo, se convertirá en un deseo de venganza. Y ante los ojos de Dios el rencor o resentimiento es pecado porque conduce a la autodestrucción.


Nuestra vida es la primera evidencia de que puede existir el perdón total. Ese tipo de perdón lo recibimos a través de Jesucristo. Perdonar totalmente a veces nos cuesta porque hay circunstancias que nos causan tanto dolor que se nos hace difícil. Lo maravilloso es que cuando tenemos al Señor en nuestra vida, Él nos puede ayudar. Jesús fue maltratado, se burlaron de él, fue torturado, asesinado aun siendo inocente, aun así, nos amó y nos perdonó.


Dios se enojó contra una nación porque nunca quitaron el sentimiento de rencor y dejaron que ese sentimiento los dominara (Amós 1.11). Cuando hay sentimientos de rencor la compasión no existe. La Biblia dice que “Los malvados son rencorosos…” Job 36:13. Tu y yo no fuimos llamados a actuar como la gente malvada, somos agentes de cambio, de restauración de paz y de amor, es una decisión.

Los chiquillos de mi clase muchas veces desean la venganza, lo veo en sus acciones, pero también ya después de un tiempo corto se les olvida. Puedes verlos otra vez abrazándose y riéndose con sus compañeritos de clase como si nada hubiese ocurrido. Dios nos pide que seamos como niños, con esa capacidad de fe, amor y perdón sin resentimiento.

Perdona el mal que hacemos, así como nosotros perdonamos a los que nos hacen mal. Mateo 6:12 Traducción en lenguaje actual (TLA)


Oremos:
“Señor Jesús tú conoces lo más íntimo de mi corazón y mis sentimientos, te pido que me ayudes si vez en mí alguna área en mi vida en la que yo no haya perdonado en totalidad. Gracias porque sé que me escuchas, tú eres mi sanador. Amén.

Aixa Mariely Rodríguez

share

Our guest bloggers are a very important part of our team. These are men and women that have a special connection with God and are gracious enough to share what He has given them. These special people are proven leaders and we believe that their keystrokes will speak inspiration to your life.

Recommended Posts

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *