EL CEDRO Y SUS PROPIEDADES

by

El Cedro es un árbol muy alto y firme; llega a medir hasta cuarenta metros, sus raíces son muy grandes; las clavan profundamente entre las rocas de las montañas; son resistentes a cualquier tipo de cima: caluroso, tropical e invernal.

Sus hojas se mantienen siempre frescas y verdes, desprenden un aroma muy agradable que perfuma todo a su alrededor, su aceite es usado para curar las vías respiratorias y sanar heridas, su madera es muy fina de color rojo, no se tuerce, no se pudre, es muy maleable para trabajar, también desprende un polvo muy amargo, pero este a su vez le sirve como repelente a los insectos y a las plagas.

A diferencia de otros arboles, el cedro no le gusta crecer solo, deja crecer a otras plantas a su alrededor. Es todo un ejemplar.

El cedro es un árbol muy nombrado en la biblia, era honrado por los pueblos del Oriente, aparece como un emblema de grandeza, nobleza y pureza.

El cedro en las escrituras representa a los justos. (Cristianos).

Como palmeras florecen los justos, como cedros del Líbano crecen Salmo 92:12

Que nuestra vida sea como un cedro por sus propiedades.

Altura: Nuestra vida debe crecer así, alcanzando las alturas de la plenitud de Dios.

Raíces: Nuestro ser integro debe estar firmemente enraizado en las verdades de la palabra de Dios.

Resistencia: Permanezcamos firme ante los problemas de la vida.

Follaje siempre verde: Diariamente tenemos que nutrirnos con la palabra para mantenernos vivos siempre.

Aroma: Desprendamos el dulce aroma de la presencia de Dios.

Aceite: Usemos nuestro testimonio como medicina para ayudar a sanar las heridas de otros.

Color: Mantengámonos rojos con la sangre preciosa de Jesucristo es la que nos cubre y nos hace vencedores.

No se pudre: Seamos fuertes e incorruptibles guardando la palabra de Dios como un gran tesoro.

Repelente: Usemos las escrituras como escudo ante el pecado, rechacémoslo.

Dejemos crecer: A los que están a nuestro alrededor.

 

El Deseo de Dios es que tengamos estas propiedades, por eso nos compara con el Cedro.  Hagamos las vigas de edificación de nuestra morada con el mismo, para que podamos preservar nuestra alma de la corrupción y tengamos vida eterna.

Guadalupe Lugo.

Photo by <a href=”https://visualhunt.com/author/0f1867″>Alexander McCarter</a> on <a href=”https://visualhunt.com/re/f60aff”>VisualHunt</a> / <a href=”http://creativecommons.org/licenses/by-nc-nd/2.0/”> CC BY-NC-ND</a>

Photo by Alexander McCarter on VisualHunt / CC BY-NC-ND

share

Our guest bloggers are a very important part of our team. These are men and women that have a special connection with God and are gracious enough to share what He has given them. These special people are proven leaders and we believe that their keystrokes will speak inspiration to your life.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *